Cómo calibrar correctamente… ¿existe una fórmula de precisión exacta? -con respecto a los pensamientos, o más aún, a sus manifestaciones externas, aquellas que son expresiones tangibles y visibles para cualquiera; ¿Y dónde se quedan las mordeduras, que arrancan un trozo de ti? -por cada ausencia, por cada palabra que no es pronunciada, en su momento, invisibles, inexistente para nadie más que tú.

Qué ocurriría si esas palabras acalladas y silenciadas en su momento, son pronunciadas muchos años después, en un momento diferente. –Provocarían una ruptura con la realidad, o sería la realidad del contenido que guardan, las que romperían con su propia verdad. -Y la verdad, podría forma parte de una Cuerda Locura, podría llegar a existir algo así. –Quienes creen en tus palabras, lo hacen a través de la razón, pero quienes las desmienten, sin una base razonable, ¿qué usan realmente?. –La locura, como justificación.

La razón y la verdad, podrían estar en armonía con el desequilibrio mental, que sólo los que no usan la razón, son capaces de recrear ante los ojos de los demás. –¿Hasta qué nivel, la verdad está cohabitando en el espacio de la locura?.

¿Somos lo que otros permiten que seamos, a través del control?, -Y si escapamos a sus manipulaciones. -¿Quiénes somos? -Tenemos formas y aspecto propio, o ya estaba previsto y diseñada una réplica torturada de nosotros, por si la huida llegaba a producirse…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *