Mientras Ella aparentemente disfruta de una vida feliz, carente de preocupaciones e incertidumbres; y sobre todo, sin el sobrepeso de dos hijas ya a su lado, que reclamen lo que les fue arrebatado por una madre mutiladora, insensible y carente de todo tipo de sentimientos.

Mientras su marido, su verdadero y autentico inspirador; su mano ejecutoria, su amor verdadero y único, único por ser capaz de ejecutar los deseos más repulsivos que pueda sentir una madre hacia sus hijas, un marido, capaz de darle forma a los instintos más bajos y primarios de una mujer, convertida en esposa y madre para él.

Mientras aquel que amó con total pasión y desenfreno yace bajo tierra; Ella viaja con el IMSERSO rumbo a una vida nueva, en la que para nada existen síntomas de arrepentimiento, dolor por la ausencia de dos de sus hijas, o remordimiento, por todo el daño causado.

Mientras Ella se ha deshecho de todo lo que consideraba una carga, la memoria de los que no tienen vida, no descansara en paz hasta que salga a la luz todo lo que Ella un día sepultó.

Mientras el pasado conviva con el  presente, la lucha no cesará…

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *