Año 1984. Su primogénita contaba ya con 10 años y el resto de vástagos tenían 8, 6, y 4 años respectivamente.

Sobre éstas fechas comenzó la madre de ésta familia incestuosa  a trabajar, ya se había liberado de la pesada carga que suponía la crianza de sus hijos. Por estos años el sacrificio y la inversión que  Ella había llevado a cabo a través de sus hijos, comenzaba a dar sus frutos. Con 10 años, algunas de sus hijas ya eran rentables económicamente.  Pero como la inteligencia es un factor a destacar entre las virtudes de ésta madre, Ella comenzó aquí a preparar su papel de víctima.

Un papel que le quedaba como un traje hecho a medida. Efectivamente era una madre de cuatro hijos, además de una mártir esposa, con un marido que ya presentaba graves problemas de alcoholismo.  Su fiel esposo, se encontraba en el esplendor de su decadencia.

Tenía que trabajar para poder sacar adelante su familia.- Así lo ha manifestado siempre Ella. Ya que su marido no colaboraba económicamente desde hacía años, no solo no aportaba nada, sino que era un gasto más. Pasar el día de bar en bar costaba dinero.

Era más que lógico,  que después de haber realizado una reforma completa de su hogar, que duró más de un año y cuyos  costes se pueden calcular aproximadamente en 8 millones de Pesetas. Un dato numérico obtenido de la documentación existente en mi poder de la venta de esa misma vivienda algunos años después de ésta gran historia.

8 MILLONES DE PESETAS EN EL AÑO 1984.

Pero claro que ya comenzaba Ella a trabajar. Quitaba hilos de los puños y bajos de las camisas, también sus hijos ayudaban en esta labor, pues entre todos había que pagar esos 8 millones de pesetas que costó hacer la reforma. Como esto no daba mucho dinero, Ella comenzó a planchar en casa puños de camisa y cuellos. Tengamos en cuenta que el gasto de luz era a cargo de Ella. Después durante un tiempo tuvo una máquina en casa, para coser los cuellos de esas camisas, ya que eso daba algo más de dinero.

La pregunta aquí, es la siguiente. ¿Pudo Ella, y sólo Ella pagar 8 millones de Pesetas en el año 1983, con dicha precariedad laboral,  un marido alcohólico, cuatro hijos y dos padres enfermos?

La respuesta de Ella es: -Sí.

Evidentemente, su respuesta a día de hoy es tan falsa como Ella misma.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *