Ella no se casó con un marido ya enfermo, tampoco contrajo matrimonio con un hombre alcohólico, ni eligió un esposo vago y perezoso. Los hechos no se sucedieron como Ella los ha contado, para nada fue así.

La que ya estaba enferma era Ella, la que unió su matrimonio al alcohol fue Ella, y la que siempre quiso tener un esposo sin capacidad y cualidades para desempeñar cualquier tipo de trabajo, también fue Ella.

Sería interesante plantearse: -¿Por qué solo existe su versión? Y otra cuestión quizás mucho más interesante, a la que habría que prestarle mucha más atención, si es que cabe. Un interrogante  para aquellos,  que cuando leen siempre les queda una pequeña duda; de si esta historia es real o pertenece al mundo de la invención.

Si según la historia que  Ella ha contado y sigue contando, el torturador y maltratador era Él, su esposo. -¿Cómo es posible, que el que está muerto sea Él? -¿Cómo es posible que una persona que manipula y controla la vida de una familia entera, como bien ha narrado Ella, sea la misma persona que no superó tanta maldad? -¿Cómo es posible que una persona que afirmaba que Él (su esposo) nunca mostró interés por sus hijos, y que fue mucho más lejos, afirmando y haciéndoles crear a sus propios hijos que su padre nunca los quiso. Que fue Ella quien tuvo que encargarse de ellos. -¿Cómo es posible que sea hoy Ella la que ha destruido la  fuerte unión que existió entre sus 4 hijos? ¿Quién puede ser tan incrédulo de creer, que una mujer verdaderamente maltratada busca hoy, desesperadamente un nuevo marido para prepararse una nueva historia? –Esta nueva historia podría ser la siguiente: Si algún día hubiera salido a la luz pública, (concretamente a su entorno familiar más cercano, como suegros, consuegros y un largo etc) que dos de sus hijas no mantienen relación alguna con Ella, y tampoco con sus otros dos hijos, como es el caso.  Ella habría contado siempre y notablemente muy afligida, la siguiente historia. Es que ellas, mis hijas no aprueban mi relación, no la aceptan y no están de acuerdo. Esa hubiera sido su versión para el resto del mundo, de porqué su hija mayor y su hija menor, no mantienen ni mantendrán jamás relación con una pobre madre que ha sufrido tanto en la vida…

Y yo me pregunto -¿Cómo de creíble son hoy sus palabras, su historia, su vida actual? ¿cómo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *