La verdad no te hace libre, todo lo contrario.

La verdad puede estar envuelta en traiciones y mentiras.

En voces que dirigen palabras verdaderamente crueles,

hacia quiénes menos lo merecen.

En personajes macabros, que toman forma a través de la verdad.

En un mal sueño del que no puedes despertar, porque todo es verdad.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *