Cierra los ojos y aspira lentamente el aire que te rodea, cada inspiración detenida, te dirá algo nuevo sobre ellos; sabrás el lugar que han ocupado y ocupan ahora, podrás llegar a saber si sus pasos son rápidos, o se detienen, en el espacio del tiempo que te rodea, sabrás quién es quién al abrir los ojos…su olor, ahora forma parte de ti, tú esencia ha desaparecido, ahora es suya, tú ya  no existes, tú ya no desprendes ningún aroma…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *