Junto a esta historia existe un mundo paralelo, en él sólo vive el creador y señor de ese mundo, solo él lo habita, solo él decide quienes entran a ese mundo, se encarga de vigilar la única entrada que existe para llegar hasta él, su misión es escuchar, sus armas son las palabras, su objetivo encontrar lo mejor de los seres humanos, y estar atento ante los seres malignos, sus mentiras, y manipulaciones, para mantenerlos alejados de su propio mundo. Las murallas de éste lugar, están construidas con el esfuerzo y la constancia, de lo más valioso que guardan algunas personas en lo más profundo de su ser, y que no es más, que la esencia del ser humano en estado puro, lo único que no ha podido robarle, ni ser corrompido, a través de la crueldad que otros han ejercido sobe ellos, lo que queda en lo más profundo de esas almas, es con lo que se protege a sí misma la muralla, frente a los ataques del exterior.

Quienes han franqueado la entrada a este mundo, lo han visto, han sido escuchados y han escuchado sus palabras, siempre meditadas, porque el guardián y señor de este mundo, es capaz de absorber el sufrimiento de las almas que no encuentran paz, quienes lo buscan a veces se encuentra con su aspecto humano, pero no siempre es así, él es capaz de tomar formas diferentes, puede transformarse en lo que desee, puede ser un ave rapaz , sus ojos grandes y redondos lo ven todo desde posiciones privilegiadas, es un gran observador, es parte de su oficio, quienes le han conocido de verdad, hablan fuera de este mundo de él,  en el mundo real lo conocen por el nombre de Gustavo.

Las guerreras de ésta historia necesitan ir a descansar a ese mundo, allí retoman fuerzas, hablan con él, le cuentan historias sobre su vida, sobre su infancia, él las ayuda a recordar evocando recuerdos, las acompaña en su lucha, con sus palabras…..

Las guerreras han encontrado en él a su maestro, en el mundo real podría ser el equivalente a un terapeuta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *